Manifestaciones contra ESSAL en Osorno

En Osorno, el día viernes 29 de noviembre, como todos los días desde el estallido social, la ciudadanía salió a marchar, pero esta vez haciendo recuerdo de una de las razones que marcó este año 2019 a la ciudad, esta convocatoria tenía como consigna la frase “Chao ESSAL”, y eso es lo que la mayoría salió a decir fuertemente.

La ciudad de Osorno fue golpeada en julio de este año con un corte de agua potable masivo de 11 días, debido a que se contaminaron filtros de la planta de agua potable y el lecho del río en donde se extrae el agua con 1.100 litros de petróleo. Fueron días donde se jugó con la confianza de la gente y derrumbo el mito de que una empresa privada era mejor a que lo maneje el estado.

Fueron varias las manifestaciones en Julio pero ninguna fue tomada en cuenta, la gente pedía que a ESSAL se le caduque la concesión y desde esas mismas manifestaciones la gente empezó a discutir proponer que el manejo del agua pase a la municipalidad, porque se opone rotundamente al mismo modelo de sanitaria en el que se escuda ESSAL.

Algunos hogares afectados pasaron hasta 3 meses sin que se les cobrara el agua, pero muchos ya vieron afectada su economía porque siguen comprando agua embotellada ya que no confían en que el agua sea apta para el consumo, por los eventos en los que a veces hasta salió azul y hasta el día de hoy de vez en cuando el agua sale de un color blanquecino y no transparente como debería ser. Pasados los meses costo cero, en modo de compensación, empezaron a llegar boletas del agua con elevadísimos cobros y la ciudadanía nuevamente se empezó a enojar porque se recordó lo tramposa que puede ser esta empresa y días después en conjunto con SERNAC hicieron una consulta en línea sobre si aceptaban su propuesta de $63.250.- para ser descontados en las próximas cuentas del agua, esta consulta justo empezó cuando estábamos pendientes del levantamiento social así que casi nadie voto y aun así se dio por aprobado.

Como ciudadanos no queremos migajas de esta empresa criminal que además contamina el rio con aguas servidas. Lamentablemente la última palabra la tiene el presidente, que aun no se ha pronunciado en el tema de la caducidad de ESSAL, porque parece que 11 días sin agua y en alto riesgo para nuestra salud es un tema secundario.

Por esos motivos seguimos marchando y manifestándonos en todas las formas para que se vaya ESSAL y en Enero cuando sea el plebiscito en nuestra ciudad volveremos a expresar mediante este acto político que queremos que se le caduque la concesión y que nos dejen elegir en conjunto como queremos que se maneje el agua potable en nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Deltacap 2016