Ante la creación del «nuevo» Ministerio de Obras Públicas y Recursos Hídricos (Declaración Pública)

Ante el anuncio de la creación del «nuevo» Ministerio de Obras Públicas y Recursos Hídricos de parte de la tiranía de Sebastián Piñera, como Movimiento por la Defensa del Agua, la Tierra y el Medio Ambiente (MODATIMA), declaramos:

1. Este anuncio decorativo se diseña para intentar mejorar la deteriorada imagen del gobierno, encabezado por Sebastían Piñera, pero no entrega ningún nuevo elemento significativo o sustancial.

2. Después de más de un año de sesiones de la llamada Mesa Nacional del Agua, el único resultado es un proyecto de ley insuficiente que no otorga nuevas funciones al Estado respecto a la gestión hídrica en Chile.

3. El bullado proyecto se limita a una reestructuración interna del Ministerio de Obras Públicas (MOP) con el objetivo de poner bajo la misma subsecretaría a la Dirección General de Aguas (DGA), Dirección General de Obras Hidráulicas (DOH), la Unidad de Información Hídrica (creada en el Proyecto de Ley), el Instituto Nacional de Hidráulica (INH) y la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), pero dejando fuera a la Comisión Nacional de Riego (CNR) y las políticas públicas administradas por el Ministerio de Agricultura (MINAGRI), sector que más impacta en el ciclo hídrico.

4. Lo anterior muestra la incapacidad de este gobierno para resolver la crisis del modelo de gestión hídrica en Chile, pues deja claro que no van a tocar el actual régimen de propiedad privada de las aguas.

5. Es vergonzoso escuchar a Sebastián Piñera echándole la culpa de la crisis hídrica al cambio climático, a la falta de lluvia y a la «perdida» de aguas dulces en el mar, lo que excluye de responsabilidad al régimen de reparto especulativo y mercantil de las aguas en Chile, y cuando el cambio climático es producto del extractivismo sin límites y de la captura de ríos, lagos y afluentes.

6. Es insultante que, dadas las proyecciones climáticas y la profundidad de la crisis del agua para la vida humana y para los ecosistemas, se insista en la construcción de embalses y la desalación como únicas soluciones, es decir, se intenta posicionar la falsa idea que nos hace falta «tecnología».

7. Estas iniciativas son los pocos cambios que fueron respaldados por los gremios de las grandes empresas agrícolas que, además, impulsan el aberrante proyecto de la carretera hídrica. Y que en el fondo solo los benefician a ellos y al agronegocio.

8. No aceptaremos la burla de este gobierno en decir: “Chile pone el agua en el primer lugar; el consumo humano tiene prioridad sobre cualquier otro uso del agua; “Necesitamos crear conciencia sobre la importancia imperiosa de cuidar el agua”, cuando lo único que han hecho con sus políticas y decisiones es privar de las aguas a las comunidades afectadas.

9. Llamamos a las y los parlamentarios a rechazar esta iniciativa de este gobierno y a llevar el debate sobre las aguas y su régimen de propiedad actual a la Convención Constitucional, para recuperar las aguas como un derecho humano y un bien de uso y dominio público, como fue firmado en la ONU en 2010 y que este y otros gobiernos en Chile, han violado sistemáticamente.

Mesa Nacional Modatima.
Marzo 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Deltacap 2016