Declaración pública Ancud (Chiloé)

Luego de la nueva situación de contaminación por aguas servidas vivida durante el día 10 de septiembre en la ciudad de Ancud (Chiloé), a raíz de la negligencia de la empresa sanitaria ESSAL (grupo Aguas Andinas, de las transnacionales AGBAR S.A. y Suez S.A.), encargada de suministrar y administrar la distribución del agua potable urbana y el tratamiento de la misma en la comuna, declaramos que:

  1. La grave situación vivida de vertimiento de aguas servidas a la bahía de Ancud, genera un impacto ambiental considerable en este frágil ecosistema, por lo que solicitamos se pronuncien las autoridades pertinentes, realizando estudios de impacto ambiental en la zona afectada, clarificando el estado en que esta se encuentra nuestro borde costero, pues esto afecta tanto a aves, peces, algas, moluscos y bivalvos, que habitan en dicho sector costero.
  2. Como Movimiento por la Defensa del Agua, la Tierra y el Medio Ambiente (MODATIMA), nos encontramos profundamente preocupados por la tardía respuesta entregada por parte de la empresa ESSAL, para dar una rápida solución al vertimiento de aguas servidas en la Bahía de Ancud, puesto que desde la 14:30 hrs. del día 10 de septiembre ESSAL se encontraba en conocimiento de tales hechos, haciéndose presentes en el lugar, alrededor de las 16:30 hrs., para finalmente comenzar con los trabajos de revisión de los emisarios cerca de las 20:00 hrs., terminando con dichas obras a las 10:30 hrs. de la mañana del día siguiente.
  3. Exigimos a las autoridades informar a la población de las causas y consecuencias de dicho vertimiento, puesto que durante el año 2018 se realizaron trabajos en el sector de la Costanera de nuestra ciudad, por lo que debieron estar en conocimiento del estado de las tuberías de las aguas servidas hacia las plantas impulsoras que las redirigen hacia la planta de tratamiento de la comuna.
  4. La bahía es una fuente de vida, no sólo por la flora y fauna que ahí habita, sino también porque es la principal fuente laboral de una gran cantidad de pescadores artesanales/as de la comuna.
  5. Cuestionamos el modelo privado de sanitarias en Chile, heredado del Código de Aguas de 1981 y del proceso privatizador que profundizaron los gobiernos de la transición, principalmente desde los años 1997-1998, con Eduardo Frei Ruíz-Tagle a la cabeza, modelo que ha mostrado sus graves deficiencias y perjuicios a la población, entregando un agua de mala calidad, aumentando fuertemente las tarifas y bajando exponencialmente las inversiones en infraestructura en las comunas de nuestro país. Dichas empresas han empeorado el servicio, sin embargo, han sacado cuantiosas utilidades en más de 20 años de funcionamiento, aportando ilegalmente dineros a la política tradicional de este país, formando parte de los carteles de corrupción con las aguas de todas y todos los habitantes de este territorio.

MODATIMA-Chiloé
Septiembre 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Deltacap 2016