Máfil: Región de Los Ríos y el sur de Chile con empresas sanitarias contaminadas

MAFIL-zonasur

Máfil es una comuna ubicada en la Provincia de Valdivia, en la Región de Los Ríos. Cuenta con una población de 7212 habitantes y una superficie de 583,000 km². Su nombre fue utilizado ya por sus habitantes originarios, el pueblo mapuche-huilliche, los cuales hablaban acerca de Máfil, que en mapudungun significa “abrazado entre ríos” o “abrazado por los ríos”, debido a los cauces de los ríos Iñaqui y Máfil los cuales forman el río Pichoy (o ensenada de agua dulce).

El agua es una de las características más significativa que rodea nuestra localidad, sin embargo, el agua potable que llega a nuestros hogares ha presentado en más de una ocasión color amarillo o café, mal olor, residuos y/o partículas que han machado la ropa, fuerte olor a cloro, mal sabor y sarro. Éste último, se puede observar a simple vista en los utensilios.

Resulta llamativo que la sanitaria ESSAL, se encuentre ubicada a tan solo unos 300 metros aprox. del cementerio comunal. No tenemos evidencia para descartar si existe o no cruce entre las aguas subterráneas del cementerio y los pozos de extracción de agua potable de la empresa. Se observa además que la empresa no ha realizado las mantenciones y reposiciones de los medidores de agua potable. Existen en Máfil, medidores con más de 24 años de uso.

Se deduce que existe un notable abandono de las responsabilidades por parte de la empresa y de la SISS (Superintendencia de Servicios Sanitarios) en su rol fiscalizador como representante del Estado de Chile. Ninguna de las administraciones municipales que ha tenido la comuna ha sido capaz de exigir a la empresa privada el mejoramiento del agua potable y el retiro de la tubería de asbesto-cemento.

Con fecha 05 de marzo de 2018, se realizó la denuncia al SERNAC (servicio nacional del consumidor) y a la SISS. Lo que dio origen al surgimiento de un movimiento ciudadano. Como hecho histórico: Por primera vez la comunidad se organiza y logra visibilizar la necesidad de mejorar la calidad del agua y exigir el retiro de la tubería de asbesto-cemento. En la asamblea convocada por el movimiento ciudadano RED de vecinos Máfil, la empresa ESSAL reconoce que “el 60% de la tubería de agua potable de nuestra comuna está compuesta por cañerías de asbesto-cemento”.

Según la directora del departamento de la salud de O.M.S. La Dr. María Neira de “cualquier tipo de asbesto es cancerígeno” (2017). En la comuna de Máfil la tasa de mortalidad por cáncer gástrico haciende a un 37,4% sobre la media regional 29%. (CESFAM, 2018). El toxicólogo de la Universidad de Chile, Andrei Tchernitchin, revela que existen muy pocos trabajos que investiguen las consecuencias de beber asbesto, pero que el consumo del mineral por vía oral “puede producir cáncer al estómago” (ICAL, 2016).

El Decreto supremo 656 con fecha 12 de septiembre de 2000 y su versión actualizada 2009. No obliga a las empresas sanitarias a retirar las tuberías de asbesto-cemento. Es probable que, por la fuerza del roce entre el agua y la tubería, se liberen trazas/partículas de asbesto, lo que constituye un evidente riesgo para la salud de la comunidad.

El movimiento ciudadano RED de vecinos Máfil, con el apoyo de la Asociación de Consumidores de Valdivia (ACOVAL) y el Movimiento por la Defensa del Agua, la Tierra y el Medio Ambiente (MODATIMA), solicitan a la empresa ESSAL el retiro de la tubería de la tubería de asbesto-cemento y el mejoramiento de la calidad del agua potable de la comuna, sin embargo, salvo buenas intenciones, aún no se avanza significativamente en este sentido.

Deltacap 2016