Conflicto de paltas: activistas amenazados

modatima2-800

Artículo del periódico alemán Die Tageszeitung publicado el 06 de Abril de 2017.

Chile: Activistas ambientales afirman que empresas de exportación despojan a pequeños agricultores del acceso al agua. Ahora reportan amenazas de muerte

De: Jost Maurín

Berlin taz/ Después de críticas a la producción de paltas en Chile para la exportación a Europa, según informaciones propias, ecologistas recibieron amenazas de muerte. “En una primera llamada dijeron: ´Te vamos a fabricar un traje de madera´, sinónimo de un ataúd. En una segunda llamada dijeron ´Te vamos a matar´”, dice Rodrigo Mundaca, vocero de la organización Modatima, a la Taz. La organización acusa que el sector de la palta en la provincia de Petorca desvía agua de rio y subterránea, en parte de forma ilegal, a sus plantaciones. Esto tiene el efecto que pequeños agricultores ya no disponen de agua para regar sus propios terrenos y la población local tiene que abastecerse por camiones aljibe. Modatima recibe apoyo por parte de la Fundación alemana Heinrich Böll.

Mundaca relata que las amenazas en contra de su persona y cinco activistas más empezaron el 20 de marzo. Es decir, un día después de la publicación de una investigación del colectivo de periodismo investigativo Danwatch sobre el conflicto de agua en la Provincia de Petorca en la cual, entre otros, Modatima había participado. Aunque la provincia está muy árida, produce la mayoría de las paltas en este país sudamericano. La fruta necesita considerablemente más agua que por ejemplo los tomates. Según Danwatch, los ríos se secaron con la expansión de las plantaciones de palta a gran escala. Con frecuencia, la población local debe abastecerse por camiones aljibe. El eurodiputado verde Martín Häusling quién visitó la provincia hace pocos meses confirma las recriminaciones al diario Taz. Según datos de la oficina de estadísticas de la Unión Europea, el año pasado, con 21% Chile fue el segundo proveedor más importante de paltas importadas a la Unión Europea. Mundaca y su organización protestan desde hace años en contra del “robo de agua” en Petorca. Luchan por anular la casi completa privatización del agua en Chile, herencia del dictador Augusto Pinochet. En el contexto de esta lucha los activistas ya dieron varias entrevistas. “Sin embargo, solamente después de la investigación de Danwatch, los supermercados tomaron en cuenta las condiciones bajo las cuales se producen paltas de exportación,” dice Mundaca. Los periodistas daneses citaron a la cadena Lidl que expresó su voluntad de no comprar más palta de Petorca. Mientras tanto la cadena Aldi aseguró que no compraría más paltas de empresas multadas por violar el código de agua.

La cadena de supermercados Aldi Nord contestó al diario Taz: “Dentro de la empresa estamos actualmente trabajando en soluciones para asegurar el cumplimiento [de estándares agrarios, laborales y sociales] de una forma más eficiente”. De forma parecida contestó Aldi Süd y prometió “Vamos a seguir observando los acontecimientos en Chile con atención”. La cadena Real declaró que su único proveedor de paltas no está involucrado porque la palta chilena llega de otra región menos afectada por la sequía. Las cadenas Rewe y Edeka y las cadenas ecológicas Alnatura y Denn no contestaron las preguntas de la Taz.

Considerando la coincidencia de las amenazas con la fecha de publicación del artículo y las reacciones de las cadenas de supermercados, Mundaca está seguro que las amenazas provienen de sectores cercanos a los grandes productores de palta. Cuenta además que ya en 2015 sufrió un ataque en la calle y quedó con una herida en la cara. En 2014 fue condenado por un tribunal por calumnia por haber acusado a un político en una entrevista de robo de agua.

En el marco de estas experiencias Mundaca enfatizó frente a la Taz: “Estamos tranquilos frente a las últimas amenazas. Ya estamos acostumbrados. Seguiré luchando.” El viernes presentó un recurso de amparo por las intimidaciones.

El cultivo de paltas no está en discusión en Chile solamente. También en Perú – el proveedor más grande de la Unión Europea – y en Sudáfrica (tercer lugar) hay conflictos de agua con las empresas exportadoras. En México, el cuatro exportador más importante, ecologistas denuncian que las plantaciones fomentan la deforestación. Además hay carteles de drogas involucrados en el negocio de las paltas vía extorsión de fondos.

A pesar de todo, el eurodiputado Häusling aconseja no boicotear las paltas de forma indiscriminada porque perjudicaría a pequeños agricultores. “Por el contrario, el comercio debe prestar más atención que se compre solamente mercancía que se produjo bajo condiciones realmente sustentables. Y hay que preguntarse si el actual boom de paltas realmente se justifica.”

Traducción al español por parte de la Oficina Regional Cono Sur de la Fundación Boell.

Artículo Original: “Wir werden dich umbringen”

Deltacap 2016