Encuentro de asambleas y organizaciones territoriales mapuche, chilenas y argentinas.

img_20161126_230211427

Los días 24, 25 y 26 de noviembre de 2016 en Aysén de la Patagonia,Asambleas y Organizaciones territoriales de Freirina, Ovalle, Caimanes, Petorca, San José de Maipo, Lof Quelhue desde el WallMapu, Futaleufú, Puerto Aysén, Coyhaique, Villa Mañihuales, Isla Riesco, Alto Valle de Río Negro, Esquel, Los Antigüos, Trelew y Caleta Olivia, invitados por la Comisión Justicia y Paz del Vicariato Apostólico de Aysén, miembros y organizaciones de territorios en lucha mapuche, chilenas y argentinas; en un acto soberano, nos encontramos juntos en la defensa y por la recuperación de los bienes naturales comunes, entendiendo que la organización y la movilización social es la forma más efectiva para terminar con un modelo, que no solo saquea y depreda los territorios a un ritmo desenfrenado, si no que además pone en serio peligro la vida de comunidades completas privatizando las ganancias y socializando las pérdidas.

Rechazamos y combatimos este modelo económico, político, legislativo y judicial y sus maquinarias depredadoras, esclavizantes y neocolonialistas. De tal modo, proponemos y buscamos caminos de mayor dignidad, solidaridad, justicia, equidad, hermandad, de soberanía y autodeterminación de nuestros pueblos y territorios.

Todos sabemos que en América Latina, en particular en Chile y Argentina, el Estado privilegia los intereses económicos de grandes empresas, dejando de cumplir su obligación de proteger el interés general, el bien común, los intereses colectivos por sobre los individuales.

Tenemos plena conciencia de que enfrentamos al enemigo más poderoso que cualquiera pueda imaginar: al poder económico y sus grandes empresas, a una institucionalidad diseñada para proteger sus privilegios, y a una clase política que legisla a favor de los intereses de esa élite.

Por este motivo, y entendiendo el escenario actual de exterminio acelerado de vastas zonas del continente para favorecer groseramente los intereses económicos de grandes empresas, las Comunidades que acudimos al llamado de la Patagonia como cuna de la rebeldía, situamos en lo más alto de nuestro accionar principios vitales como la Unidad, la Autonomía, la Soberanía y la Identidad de cada uno de nuestros territorios.

Todos los hoy auto-convocados comprendemos la necesidad de construir un nuevo paradigma de desarrollo que releve el ejercicio de la soberanía popular desde los territorios entendiendo como tal la recuperación de los derechos sociales y los bienes naturales comunes.

Las Asambleas y Organizaciones Territoriales tenemos la responsabilidad histórica de ejercer el poder desde los territorios, para frenar la embriaguez depredadora y criminal de empresas Mineras, Hidroeléctricas, Termoeléctricas, Salmoneras, Forestales, Petroleras, Agroexportadoras y otras industrias.

Hemos confirmado en el territorio de Aysén, como el modelo de saqueo y destrucción se encarna en proyectos depredadores del territorio y comunidades, tales como: Proyecto Hidroeléctrico Río Cuervo y explotación Minera el Toqui; estas industrias del despojo contemplan incluso, expandirse al interior de Áreas Silvestres Protegidas, como la Reserva Nacional Las Guaitecas.

Sostenemos y ratificamos que no hay otro camino que la Unidad. Con este objetivo seguiremos reunidos, coordinados y en lucha, esperando que otras comunidades se sumen aportando su valor y experiencia.

Para ello realizaremos, el próximo mes de Marzo el Cuarto Encuentro de Asambleas y Organizaciones Territoriales en la comuna de San José de Maipo.

¡Podemos vivir sin las Industrias del despojo, pero no podemos vivir sin agua!

Coyhaique, Noviembre 2016.

Deltacap 2016